Hands

diumenge, 30 de setembre de 2012

Isabel Allende, premio Hans Christian Andersen


La escritora chilena recibirá hoy,30 de septiembre, el galardón, en Koncerthus de Odense, ciudad natal del escritor danés
  • Foto: Vanguardia/Especial
Copenhague.  La escritora chilena Isabel Allende recibirá hoy en Odense (Dinamarca) el premio Hans Christian Andersen de Literatura.
Allende ha sido distinguida con este galardón, dotado con 500 mil coronas danesas (86 mildólares o 54 mil euros), "por sus cualidades como narradora mágica y su talento para hechizar a su público", según el fallo del jurado.
La ceremonia de entrega se celebrará en el Koncerthus de Odense, ciudad natal delcélebre escritor de cuentos danés.
A ella acudirá el príncipe heredero Federico, quien será el encargado de presentar el premio, que incluye también una escultura de bronce y un diploma.
Horas antes de recoger el galardón, la escritora chilena leerá fragmentos de sus obras en un acto en la Biblioteca Central de Odense y luego será homenajeada con un almuerzo en el ayuntamiento, al que asistirán autoridades varias.
A continuación visitará la casa natal de Andersen y recorrerá el centro de la localidad, adornada para la ocasión con pinturas del autor de célebres cuentos como "El patito feo", "El soldadito de plomo" y "La sirenita".
El galardón, creado por una fundación privada en colaboración con el Ayuntamiento de Odense, ha sido entregado con anterioridad en dos ocasiones: al brasileño Paulo Coelho en 2007 y a la británica J.K. Rowling, creadora de la saga infantil de Harry Potter, tres años después.
La escritora chilena ya fue una de las embajadoras del Año Internacional Hans Christian Andersen, organizado por las autoridades danesas en 2005 para celebrar el bicentenario del nacimiento de su más conocido escritor, motivo por el que Allende visitó Dinamarca entonces.

Fuente
¿Qué te parece si te suscribes al blog? Recibirás gratuitamente las novedades en tu correo y podrás darte de baja cuando quieras. Lo puedes hacer desde el apartado "Seguidors" que encontrarás en el margen superior derecho del blog.

dijous, 27 de setembre de 2012

Christine Spengler, reportera de guerra


En Vietnam los soldados la llamaban Moonface, cara de luna, que, probablemente será el título de la película que narre su vida y para la que aún busca director, a ser posible, español. En Oriente la llamaron la sawda, la mujer de negro, ya que iba siempre tapada y vestida de color negro por respeto a los muertos. Bajo el chador o el burka, Christine Spengler ocultaba su herramienta de trabajo, su cámara de fotos, la Nikon analógica que la ha acompañado toda su vida. Gracias a su condición de mujer pudo entrar en decenas de lugares prohibidos o donde obtener información en cualquier guerra era un gran riesgo. “Soy consciente de que la mujer reportera es muy útil porque tiene abiertas muchas puertas en mundos muy cerrados, como por ejemplo el mundo árabe o en países como Irán o Afganistán… cómo, si no, hubiese podido entrar en el hospital de mujeres afganas que entré en Kabul o en tantos lugares donde escondí mi cámara debajo de la ropa…”
Sus fotos como reportera de guerra han dado la vuelta al mundo. Ahora Christine Spengler acaba de pasar unos días en Madrid con motivo de la venta de fotografías de su nueva exposición “El color de la vida” en el céntrico restaurante Ramsés. “Casi siempre he expuesto en blanco y negro y casi siempre sobre guerra. Ahora muestro mi faceta de color inspirada por mi madre, que era una artista surrealista en París, se llamaba Huguette Spengler y también inspirada por las horas que he pasado a lo largo de mi vida en el museo del Prado a la sombra de los grandes maestros”.
-Christine es francesa pero madrileña de adopción. De pequeña pasó grandes temporadas viviendo en Madrid en casa de sus tíos Luis y Marcelita.-
“Son fotomontajes oníricos, barrocos y coloreados realizados a cada regreso de mis reportajes de guerra para exorcizar el dolor de la guerra. De la misma manera que en la guerra hay que ser riguroso y yo elegía el blanco y negro para huir del sensacionalismo, estas visiones no sólo las he soñado sino que he dado también rienda suelta a mi fantasía e imaginación. Están hechos con la misma cámara analógica que la que utilizo en la guerra, mi Nikon. Nada de ordenador ni de retoques. Y todas las fotos están tomadas con la luz natural que caía sobre mi balcón de la calle Válgame Dios (cuando estuve viviendo en la misma casa en la que había vivido el torero Manolete, en pleno barrio de Chueca, en Madrid) o la luz que caía en los diferentes balcones de los distintos lugares en los que he vivido y he realizado esas fotos, como Marruecos o Argelia. Las que están hechas en España son un homenaje a Madrid. Están muy inspiradas en Dalí o en El Bosco, mientras que en la guerra el maestro fue Goya. Y mi inspiración para realizar el libro sobre toreros, Velázquez. (Cuando yo iba a las guerras como reportera, pensaba en Goya. Al principio yo no sabía ni quiénes eran Robert Capa ni Don McCullin… me inspiraba Goya, absolutamente)
            “En estas fotografías siempre coloco al personaje en el centro sin querer y rodeado de objetos de recuerdo y flores, como he visto hacer a las mujeres en los cementerios de los mártires de Irán o en Méjico y Bolivia… podrían llamarse relicarios”
Christine viene vestida de amarillo para nuestro encuentro. Llega a la terraza del Ramsés saludando cariñosamente a todos los empleados como si los conociera de toda la vida, a pesar de que no hace ni una semana que estrenó exposición. Le gustan mi anillo, mis ojos, me lo hace saber inmediatamente. Pero no le gusta mi pendiente y me lo comenta a los cinco minutos de conocernos. Dice que el pequeño cuerno blanco que llevo prendido en mi oreja quedaría mejor como collar. Es directa y sincera. “Me gusta tu vestido pero llevas pocos adornos, cómprate unas pulseras, mujer”… -Es que mi novio me ha dicho que este vestido me queda mejor sin cinturón… “No digo cinturón, digo algún adorno, algún collarcito…  es que tu vestido es muy pálido aunque me gusta mucho“.
No parece una corresponsal de guerra que ya lo ha visto todo, probablemente. Pero quizá sea por eso que no se canse de hacer homenajes a la vida. “Yo nunca dejo de crear, nunca paro de moverme. Ahora acabo de escribir tres libros nuevos (para los que busco editor): la segunda parte de mi autobiografía “Entre la luz y la sombra”, que se va a llamar “Una mujer en la vida” y está dedicada a mi psicoanalista egipcio que, en París, me curó del deseo de morir. Aunque sigo igual de temeraria… a la edad que tengo, a mí me llaman para la guerra y yo voy…. En eso no he cambiado… me siguen atrayendo la aventura y el peligro… la diferencia es que ya no iría a la guerra con la idea de morir… antes yo iba para morir y para trabajar. Iba buscando la muerte, como los toreros… Ahora iría sólo para trabajar, para dar testimonio de las tragedias del mundo…
            El segundo libro que he escrito es una novela autobiográfica llamada “El hombre azul”. En ella cuento una historia de amor que tuve con un tuareg en el desierto argelino. Y el tercer libro se llama “El abrazo” y es una novela sobre el mundo fascinante del tango. Yo ahora bailo tango. Lo hago desde que he regresado de Buenos Aires, hace algo más de un año. Espero regresar pronto allí, donde expondré mis fotografías”
            Vive entre Madrid, París, Ibiza y Buenos Aires. Su imagen frágil y pequeña no hace sospechar su increíble experiencia vital. Es muy viva y pizpireta.
“En cuanto me marche de Madrid, me vuelvo a París porque me han propuesto presentarme al premio Marguerite Duras. Este año participaré en un homenaje con una proyección de mis fotos de guerra pero el año que viene seré candidata al premio. Marguerite Duras es mi ídolo y para mí es un honor esta candidatura. Yo tengo muchos puntos en común con ella: el tema del hermano joven muerto que una y otra vez se repite a lo largo de nuestras vidas, Vietnam, la guerra, la maladie del amor… en Francia ya se ha escrito de mí que soy una “heroína durasiana…” lo cual para mí es un orgullo…”
Terminamos de comer en la terraza de Ramsés.
La dejo regresando a su hotel, cercano a la Biblioteca Nacional, sobre unos pequeños tacones blancos y un gran bolso en el que lleva la cámara de fotos, pulseras, cintas para la cabeza y un gran estuche de maquillaje. “Una mujer siempre ha de llevar el maquillaje encima y que incluya siempre una polvera, para quitarse los brillos. No dejes de comprarte una polvera”.
Me doy la vuelta, le digo adiós, gracias. Y gracias por firmarme el libro. Hasta pronto. Pero no he hecho más que girar sobre mis propios pasos cuando escucho su voz alejándose: “Dale recuerdos a tu novio. Cómprate la polvera. Y unas pulseras. Y llámame, pero no ahora, que me voy a echar la siesta”
No dejo de sonreir mientras escribo estas líneas. Ella es así.
MÓNICA HERNÁNDEZ

dilluns, 24 de setembre de 2012

'Dos pasiones', una novela sobre la vida de 'la Evita española'


"Llegó por amor a un hombre y se quedó por amor a un pueblo". Así resume Goya Ruiz, periodista, guionista y escritora, el paso de Aguas Ocaña por Honduras. Esta bella economista sevillana, la única española que ha sido primera dama en un país extranjero, arriesgó su vida para luchar contra la corrupción y la injusticia.
La vida de Ocaña cambió cuando trabajaba en la Embajada española en Tegucigalpa. Allí conoció a Ricardo Maduro, por aquel entonces candidato a la presidencia de Honduras. Contrajo matrimonio con él y, siendo ya Maduro presidente del país, Ocaña comenzó una lucha insaciable por ayudar a los más desfavorecidos.
Ella misma recorría los barrios marginales para rescatar a niños de la calle y ponía en riesgo su vida acudiendo a prostíbulos para denunciar la presencia de menores en el comercio del sexo. Llegó incluso a acoger a decenas de niños en la Casa Presidencial hondureña; adoptó a varios de ellos como sus propios hijos.
Una mujer querida por el pueblo

El pueblo hondureño enseguida ensalzó a Aguas Ocaña, convirtiéndose en una de las mujeres más queridas de Sudamérica. Pero en su vida personal tuvo que soportar el desamor, la soledad, las presiones, e incluso el rechazo de personas cercanas a su marido.

El libro recoge las confesiones de la propia Ocaña, así como detalles de algunos de los niños a los que cuidó. La obra desvela también anécdotas de sus encuentros con los Reyes, sobre todo con la Reina Sofía, que se convirtió en su confidente. Antena 3 ya emitió un reportaje sobre Aguas Ocaña en el año 2009, en el programa 'Cambio de Rumbo'.
Además, la autora del libro, Goya Ruiz, visita este lunes Espejo Público para ofrecer más detalles sobre su obra, de la editorial Temas de Hoy.

diumenge, 23 de setembre de 2012

Recuerdos íntimos escritos para Picasso


Fernande Olivier:

“RECUERDOS ÍNTIMOS escritos para Picasso”

Parsifal Ediciones, Barcelona, 1990

ISBN: 84-87265-18-9

204 págs, 4h.il. b/n

(MGB1991)

Fernande Olivier fué la compañera de Picasso de 1905 a 1912, el periodo del Bateau-Lavoir, en que Picasso abandonó su “etapa azul” por la más alegre “etapa rosa”, el periodo de su descubrimiento del cubismo, de las Señoritas de Avignon…

A través de sus recuerdos conocemos a un Pablo Picasso joven, pobre y enamorado que insistió  hasta lograr que  Fernande se fuera a vivir con él.

El libro, sin embargo, empieza mucho antes de su encuentro con Picasso. Fernande Olivier recuerda su infancia, abandonada por sus padres al cuidado de unos familiares, su matrimonio forzado, del que huyó, su trabajo como modelo para artistas…

A través de sus palabras nos hacemos una idea, a veces terrible, de la situación en que vivía una mujer a principios de siglo XX. Y nos hacemos una idea, también, del modo en Picasso trataba a su mujer: celoso y posesivo, no dejaba que Fernande trabajara, que acudiera sin él al Lapin Agile… Mucho se ha escrito al respecto de las relaciones de Picasso con las mujeres; leyendo el libro de Fernande Olivier conocemos su experiencia de primera mano.

Claro que revisando los datos que Fernande da en libro sobre otros aspectos…. hay algunos errores, quizás fruto del paso del tiempo, de la oportunidad, del desencanto….

La entrada 13, Rue Ravignan, del blog París: Ciudad de mujeres, recoge más información sobre Fernande Olivier y extractos del libro.

divendres, 21 de setembre de 2012

Ellas quieren formación para ser más competitivas



Según un estudio reciente, el 64% de los trabajadores que recibe formación en España son mujeres, y es que ellas buscan ser más competitivas y poder optar a puestos más altos en sus empresas. 


El estudio realizado por Nallam Formación, asegura que las mujeres trabajadoras en España demandan más formación que los hombres, concretamente el 64% de los empleados que demanda formación a sus empresas en España son mujeres. 

En este mismo informe, se detallan las razones por las que las mujeres solicitan más formación aún teniendo un puesto de trabajo. En primer lugar, persiguen ser cada vez máscompetitivas y eficientes con las funciones que tienen asignadas. En segundo lugar, solicitan más formación con el objetivo de aumentar su ‘status’ en la empresa y poder ascender. 

Este estudio ha sido realizado por la empresa de formación profesional Nallam Formación entre más de 1.000 compañías a las que imparte formación.

¿Qué te parece si te suscribes al blog? Recibirás gratuitamente las novedades en tu correo y podrás darte de baja cuando quieras. Lo puedes hacer desde el apartado "Seguidors" que encontrarás en el margen superior derecho del blog

dijous, 20 de setembre de 2012

Un mohín de gatita


Este domingo pasado la columna de Manuel Vicent levantó cierta polvareda en las redes sociales. Se titulaba Cuerpos y defendía la siguiente tesis: "Frente a aquella generación de mujeres, que en los años sesenta del siglo pasado decidió ser libre y realizó un arduo sacrificio para equipararse a los hombres en igualdad de derechos e imponer su presencia en la primera línea de la sociedad, cada día es más visible una clase de mujer joven, incluso adolescente, que ha elegido utilizar las clásicas armas femeninas, que parecían ya periclitadas, la seducción, la belleza física y el gancho del sexo para buscar amparo a la sombra de su pareja y recuperar el papel de reina del hogar". Teniendo en cuenta cuán penoso está el mercado laboral, se preguntaba: "¿Qué es mejor, soportar a un jefe tirano que me explota o a un marido mediocre que me llevará a París si le hago un mohín de gatita?"
Sorprendía, por una parte, porque no creo que estudio sociológico alguno avale esa apreciación de que las jóvenes, cada vez más, suspiren por quedarse en el hogar, ser amas de casa -o sus versiones digitales modernas- y conformarse con que sea el maridito quien traiga el dinero a casa. La crisis es más bien una ocasión en la que muchos varones están aprendiendo a cuidarse del hogar y de los hijos: ellos sin trabajo y ellas sosteniendo a la familia. Es cierto, eso sí, que el suspiro "ojalá encuentre un novio rico que me retire" es mucho más habitual en boca de una chica, medio en chanza medio en serio, que su equivalente en boca de un chico. Es una larga inercia de décadas y de siglos (amén de lo raro que sigue pareciendo que sea el chico "el amo de casa": el que nos engatusa con sus mohines de gato…).
Sin embargo, Vincent apuntaba bien. ¿Por qué tantas y tantas mujeres se machacan en el gimnasio, se esfuerzan en dietas imposibles, se dan trece tipos de crema, se apuntan a toda engañifa anti-aging, se compran y compran trapitos, se suben a tacones terroríficos, se operan o se ponen silicona? Para gustar a los hombres, evidente, respondía el escritor. Pero ¡no!, le han contestado algunas: "para gustarse a sí mismas". La cuestión es, ¿por qué hay que desplegar toda esa ardua ascética para gustar o gustarse? ¿Por qué si a los varones les basta con una pequeña parte de ese esfuerzo estético? Porque así lo manda el canon implacable de nuestra sociedad, reproducido como en un juego de espejos en todos y cada uno de los ámbitos en los que nos movemos. La pregunta sugerida por Vicent ha sido formulada por muchas pensadoras feministas en los últimos veintitantos años: ¿es el "mito de la belleza" -tan vigorizado por la sociedad de la imagen y del consumo- un freno para la liberación de la mujer? ¿Pueden acaso las nuevas generaciones -ignorantes o indiferentes de las luchas de sus mayores- caminar 'hacia atrás', aceptar una disminución de derechos, amoldarse, acomodarse?

dimecres, 19 de setembre de 2012

"Tal como somos", nuevo libro de Paloma Segrelles


Paloma Segrelles ha presentado hoy sus memorias "Tal como somos", que le han permitido "buscar" en su "interior" y donde muestra cómo las "vivencias de esa niña pequeña forjaron la mujer", tras una época fuertemente marcada por la transición y el diálogo entre ideologías contrarias.
La que fuera presidenta del Club Siglo XXI, que ha declinado hacer declaraciones a EFEstilo antes de la presentación y ha sido escueta en su intervención porque prefiere que "cada uno piense por sí mismo", ha disculpado la ausencia de su hija Paloma Segrelles, coautora del libro, por estar "indispuesta".
En este recorrido por sus vivencias personales dedica unas 50 páginas a describir la transición desde un punto de vista más neutro y menos político; "es lo que he visto y lo que creo que ha pasado", ha sentenciado.
La actriz Nuria Espert y el socialista José Bono la han arropado hoy junto al moderador, el periodista José Luis Balbín, en una tertulia al más puro estilo Segrelles a la que han acudido más de 200 personas, entre ellas políticos y artistas.
"Las dos Palomas cuentan parte de su vida, la mayor parte la madre", que va a "sorprender a los lectores", ha advertido Balbín.
Para Espert, "en aquellos momentos difíciles de la transición, Paloma había logrado lo que no había conseguido España": en el Club "todo el mundo tenía total libertad y reinaba un respeto y libertad que no había en las calles", ha asegurado.
La obra se divide a juicio de la actriz en tres libros: "el de la Paloma niña y adolescente", que ya sabe que "quiere hacerse un sitio" importante, el de la que "toma el timón de lo que parece un sueño en las reuniones políticas en su casa", y el "libro inocente y transparente de su hija".
La descripción de la etapa al frente del Club Siglo XXI es para Espert "un libro muy femenino" e incluso "feminista en el sentido más bello del término", donde se describen "la lucha, la consecución y la continuidad" de unos ideales.
Para Bono, "Tal como somos" habla de "dos Palomas con visiones diferentes que se muestran como son y no se tapan la cara", ha asegurado después de afirmar que en el tramo de la hija ha encontrado "más ligereza" y un tono "un poco displicente con la transición", pero a la que ha halagado por ser una persona que "ataca las apariencias".
Bono ha bromeado reconociendo que solo ella es capaz de reunir a tanta y tan dispar audiencia; entre los asistentes se encontraban las artistas Norma Duval y Silvia Tortosa, los bailaores María Rosa y Rafael Amargo, la Condesa de Romanones, Pitita Ridruejo, Patricia Rato, la cantante Paloma San Basilio, la modelo Sandra Ibarra y su pareja el periodista Juan Ramón Lucas.
En la sala también estaban el portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky; la diputada socialista Rosa Aguilar; el presidente del Tribunal Constitucional, Pascual Sala Sánchez; el Jefe del Estado Mayor de la Defensa, Fernando García Sánchez; el exlíder sindical Nicolás Redondo, la mujer e hija del fundador de Comisiones Obreras Marcelino Camacho y el periodista y académico Luis María Ansón.
Observadora atenta del nacimiento de la democracia, Paloma Segrelles fue una mujer muy adelantada a su tiempo: tuvo muy clara la importancia de la independencia económica, no tenía planeado casarse y aprendió que el diálogo es la única herramienta capaz de generar entendimiento entre ideologías dispares.
Presidió el Club Siglo XXI en 1991, en el que había ingresado en 1975 a instancias de su marido, Francisco Segrelles Girona; este foro madrileño de debate fundado en 1969 por Antonio Guerrero Burgos parecía un tejido hecho a medida de sus inquietudes intelectuales y entró en su cuerpo directivo dos años más tarde.
La primera mujer al frente de esta institución ya era antes de ocupar el cargo la gran anfitriona de las tertulias de Madrid y amante del argumento y la réplica.
¿Qué te parece si te suscribes al blog? Recibirás gratuitamente las novedades en tu correo y podrás darte de baja cuando quieras. Lo puedes hacer desde el apartado "Seguidors" que encontrarás en el margen superior derecho del blog

dilluns, 17 de setembre de 2012

“Quieren volver a encerrarnos en casa”


"Mujer, 55 años, en el paro y con una hija a su cargo, ¿qué futuro crees que tengo?". Berta López (nombre ficticio) fue además víctima de violencia de género. Su expareja y maltratador nunca le pasó una pensión por su hija. Salió adelante con la ayuda de su familia, y con la del Estado, desde la protección que le brindó entonces una orden de alejamiento hasta la prestación por desempleo que cobra ahora. Su reincorporación al mercado laboral se vislumbra complicada. Berta saldrá a la calle mañana con su camiseta morada. Las mujeres se manifestarán en la "marea violeta" del 15-S porque sufren los recortes agravados: además de sus problemas específicos –como la violencia machista, para la que también se reducen los medios– los ajustes en servicios sociales les afectan más. Sin becas de comedor o ayudas a la dependencia, por ejemplo, sus posibilidades de mantenerse en el mercado de trabajo disminuyen, porque siguen siendo ellas las que se ocupan de esas tareas. "Al socaire de la crisis se nos está volviendo a querer encerrar en casa", lamenta Ana María Pérez del Campo, presidenta de la Federación de mujeres separadas y divorciadas.
Mujer, 55 años, en el paro y con una hija a su cargo, ¿qué futuro crees que tengo?
"Los recortes en servicios públicos que han provocado pérdidas de puestos de trabajo han afectado mucho a las mujeres, porque la sanidad, la educación o los servicios sociales son sectores muy feminizados", explica Yolanda Besteiro, presidenta de la Federación de mujeres progresistas. Primero se destruyó fundamentalmente empleo masculino, con la crisis de la construcción. Ahora son ellas las que se han ido al paro.
Y luego están los recortes en los servicios que permiten a las mujeres trabajar o mantenerse trabajando. Esto es, todo lo que tenga que ver con ayudas para el cuidado de niños o mayores. "A mi en entrevistas me han preguntado que quién cuida a mis hijos cuando yo estoy trabajando, esa es una pregunta impensable para un hombre", cuenta Rosa María D. S., abogada de 41 años. "Yo compartí el permiso de paternidad con mi marido, y su jefe le llegó a decir que si no teníamos miedo de que yo perdiera el vínculo con mi hija", relata. Rosa también se vestirá mañana de morado.
La reforma de la ley del aborto en la que trabaja el Gobierno, que ha indignado a muchas mujeres, es causa también de que el movimiento feminista se haya revitalizado, y de que las mujeres sean visibles de forma independiente como marea. Muchas de las que saldrán mañana a la calle lo harán también contra esa reforma: "Ha sido un brindis a la galería de la ultraderecha, porque por mucho que cambien la ley no evitarán los abortos, no lo consiguieron ni en la Dictadura", asegura del Campo, que ve en el Ejecutivo un "intento ideológico" que comprende muchas leyes "para volver a relegar a las mujeres a su rol tradicional". En la Federación de mujeres progresistas coinciden en ese análisis. "En el modelo de familia del partido del Gobierno las mujeres se deben dedicar al cuidado de la familia, es la vuelta a la división sexual en el trabajo", añade Besteiro.
Los motivos para manifestarse abundan, dicen ellas. "El ataque y los efectos de las reformas sobre los derechos de las mujeres son tan brutales que tenemos mucho por lo que salir a la calle" indica Besteiro."En los derechos, las mujeres somos como la marea del mar: las olas avanzan y retroceden, pero los avances no se consolidan", añade del Campo. Berta lo tiene claro: "Yo salgo para decir: aquí estamos, somos muchas, no nos vamos a quedar calladas. Que nos ayuden a salir de este pozo".
¿Qué te parece si te suscribes al blog? Recibirás gratuitamente las novedades en tu correo y podrás darte de baja cuando quieras. Lo puedes hacer desde el apartado "Seguidors" que encontrarás en el margen superior derecho del blog

diumenge, 16 de setembre de 2012

Más de un millón de abuelas cuidan regularmente a sus nietos en España


Un estudio de la fundación de las cajas de ahorros Funcas sostiene que "las familias se están comportando como una suerte de refugio anticrisis".

Más de un millón de abuelas cuidan regularmente a sus nietos en España, según las estimaciones de la Coordinadora del Gabinete de Estudios sociales de la Fundación de las Cajas de Ahorros (FUNCAS), Elisa Chuliá, que ha presentado el estudioRelaciones intergeneracionales en las sociedades actuales, con motivo del Año europeo del envejecimiento activo y de la solidaridad intergeneracional. Este trabajo destaca la contribución de los abuelos al cuidado de los nietos y señala que "más de un tercio de las abuelas y más de una cuarta parte de los abuelos cuidan de sus nietos en España, al menos una vez a la semana".
Asimismo, revela que los porcentajes de abuelos que dicen cuidar de sus nietos son más altos en Suecia, Francia, Holanda y Dinamarca que en el Sur de Europa. Mientras, cuando se distingue entre cuidado regular (una vez a la semana o más a menudo) y cuidado ocasional (menos de una vez a la semana), los porcentajes en el caso de los abuelos españoles, italianos y griegos "casi doblan" los registrados en los países escandinavos (aproximadamente un 40% frente al 20%), y superan los observados en países como Austria, Alemania y Holanda. Ante estos datos, Elisa Chuliá ha apuntado que "las relaciones intergeneracionales dentro de las familias en España y en otros países del Sur de Europa son muy intensas, más que en otros países de Europa". "Las relaciones intergeneracionales en estos momentos no muestran indicios de deterioro en Europa", ha agregado.
Además, Chuliá ha precisado que "existe un riesgo de que los conflictos se intensifiquen o se acentúen" entre generaciones. En este sentido, ha resaltado que "algunos estados del bienestar, entre ellos el español, no están tratando equilibradamente a las generaciones, y este trato desigual entraña un riesgo". "Es evidente que los mayores están siendo priorizados por los estados del bienestar. En estos momentos se puede escuchar que los que disponen de una situación más holgada entre los diferentes miembros de una familia son los mayores dado que tienen unas prestaciones seguras que son las pensiones", ha apostillado.
Así, ha subrayado que "el apoyo que se presta los mayores no ha ido aparejado de un apoyo suficientemente intenso a la generación de los más jóvenes, y esto se está notando en las dificultades considerables para formar familias y para encontrar trabajo".  
Por otro lado, el análisis trata la influencia de la crisis en las relaciones en el seno de la familia. En este sentido, Chuliá ha manifestado que "en la medida en que la fortaleza de las familias depende del compromiso inetrgeneracional se puede extraer que la crisis no va a debilitar a las familias sino todo lo contrario". En este sentido, ha señalado que "las familias se están comportando como una suerte de refugio anticrisis".
¿Qué te parece si te suscribes al blog? Recibirás gratuitamente las novedades en tu correo y podrás darte de baja cuando quieras. Lo puedes hacer desde el apartado "Seguidors" que encontrarás en el margen superior derecho del blog. ¡Muchas gracias!

dissabte, 15 de setembre de 2012

Almudena Grandes: "La gloria y miseria de este oficio es la soledad'


Almudena Grandes
Almudena Grandes, escritora española.

La escritora española, Almudena Grandes, está en Colombia para participar en un encuentro literario.

-Una novela es, para mí, tiempo de vida. Yo podría contar mi vida por novelas.
Habla Almudena Grandes, la autora española que con cada nuevo libro se roba el dinero de lla crítica especializada, la cual es la única con recursos y tiempo suficiente para leer algo con un titulo tan largo que "no expresa nada". Habla Almudena, con esa voz gruesa de tanto cigarro negro.
Su vida, por novelas.
La primera que escribió, en 1989, dice en alguna página:
Un instante después comenzaron a besarse de una manera salvaje, urgente, insólita. Antes les había visto hablar, intercambiar gestos y gruñidos de tanto en tanto, como si en realidad se conocieran bien. Tal vez fuera así. No lo sé...
Se trata de 'Las edades de Lulú', la novela erótica con la que ganó el Premio La Sonrisa Vertical, la que se tradujo a una veintena de idiomas y llevó a Grandes a la fama. "Esa novela puso mi vida boca abajo y estuvo a punto de acabar conmigo. Pero, al final, no. Al final, pude con ella".
Lo dice por el éxito inesperado. Era lo primero que publicaba después de botar a la basura varios manuscritos que no la convencían. Almudena, con 29 años, llevaba una vida corriente. "Y de repente, me hice famosa. Era como estar en una batidora. Tuve que preguntarme qué quería ser, si escritora o famosa. Cuando recordé que quería ser lo primero, fue todo más fácil". Las edades de Lulú mostró la libertad de su generación. "La España de los años 80, cuando aprendimos a vivir el exceso sin culpa, a desterrar el concepto de pecado, a disfrutar frenéticamente la libertad".
Después del triunfo de su ópera prima, sucedió lo inevitable: la necesidad de escribir una segunda novela. Hoy, Almudena lo tiene claro:
-El mundo está lleno de escritores de una sola novela. Mientras no demuestres lo contrario, tú puedes acabar siendo uno de ellos. De manera que me senté a escribir.
Llegó, entonces, 'Te llamaré Viernes'.
Quizás no fuera otra cosa que la nostalgia de aquellos hilos, el denso hastío de la desesperanza, el motivo que le impulsó a inaugurar ese estúpido hábito de la correspondencia cuando, ya bien entrado en la treintena, carecía de estímulo para esperar con fe el principio de otra vida...
De las suyas, esa es la novela que menos le gusta. Almudena suelta esa frase y de inmediato se corrige: "No sé si es la que menos, pero sí recuerdo el sufrimiento con el que la escribí. Vigilándome a mí misma". Se trataba de demostrar que sabía lo que hacía, y se fue para el lado de los excesos, en adjetivos, en metáforas, en símiles. La publicó en 1991, cuando las olas de Lulú todavía seguían rondando. "Nunca vas a volver a ser tan libre como en la primera novela -dice Grandes-. Y nunca vas a estar tan preso de tus miedos como en la segunda".
Tanto en estas dos primeras obras como en las dos siguientes -Malena es un nombre de tango y Atlas de geografía humana-, Almudena hizo lo que ella califica como una crónica sentimental de su generación. Describió los conflictos de la mujer desde todos los rincones, amorosos, sexuales, laborales. La familia aparecía como eje de sus narraciones. Y cómo no, si en la cocina de su casa nació su vocación: Almudena tenía 12 años. Su mamá cocinaba y ella la ayudaba y hojeaba un ejemplar de la revista Hola.
-¿Quién es? -le preguntó a su mamá, y señaló la foto de una mujer negra con turbante que aparecía en una página.
-Es Joséphine Baker (la famosa bailarina de cabaret francesa) -le respondió.
Y agregó:
-Tu abuela la vio bailar desnuda en un teatro de Madrid.
"En ese momento, sentí que me faltaba el suelo debajo de los pies -cuenta Almudena-. Quedé atónita. Yo me había criado en un colegio de monjas, en un país asfixiante, ¡y mi abuela había visto a Baker desnuda en Madrid! Ahí descubrí que el progreso no es una línea recta. Yo pensaba que era más moderna que mi madre y mi madre, más que mi abuela. No. Desde entonces, he intentado entender en qué clase de país me ha tocado vivir. He buscado rescatar los hilos de la memoria".
Eso son sus novelas.
***
Hace años que mi cara no me sorprende ni siquiera cuando me corto el pelo...
Así comienza 'Atlas de geografía humana', novela protagonizada por cuatro mujeres que trabajan en una editorial y redactan fascículos de geografía. No es un escenario extraño para Almudena, que se graduó en Geografía e Historia y cuyo primer trabajo fue escribir para enciclopedias.
Estas cuatro mujeres, muy distintas entre sí, terminan apoderándose de las páginas, cada una con sus historias. Almudena escribió este libro en un momento clave de su vida: el aviso de su embarazo, los meses de espera, el nacimiento de su hija Elisa, la lactancia. Una tarde, paseando a su bebé en coche por las calles de Madrid (hoy, Elisa tiene 15 años), y habiendo puesto ya punto final a Atlas, pensó:
-¿Y ahora qué?
Ella misma se respondió:
-Ahora, nada.
Sintió que no tenía más que contar. Había agotado el filón de la crónica sentimental. No tenía sentido repetirse. Si lo hacía, se aburría ella, aburría a los lectores y degradaba sus libros anteriores. Tenía que encontrar un nuevo registro.
Pasó varios meses aterrada, llena de miedo, hasta que apareció la idea de la que sería su siguiente novela, la que cambió su rumbo narrativo, que se volvió su obra bisagra y le significó "agarrar el tema de la memoria por los cuernos" (su verdadera obsesión). La tituló 'Los aires difíciles'.
Muchos cambios llegaron con esta obra. Primero, el método: con una niña recién nacida, Almudena no podía pasar horas enteras frente al computador. Comenzó, entonces, a planear la novela tomando notas en un cuaderno. "Así descubrí el mejor método. Desde ese momento, no volví a tener crisis en las novelas. Las paso antes, en el cuaderno".
También hubo un cambio en sus personajes. Hasta ese momento, sus protagonistas eran heroínas luchando solas contra el universo. Los protagonistas de Los aires difíciles, en cambio, son personas capaces de lo mejor y lo peor. "Me di cuenta de que me interesaban más esos personajes que reflejan la condición humana, esos que pueden llegar a hacer lo más bello por alguien, pero también cosas horribles. Me la paso mejor con ellos".
Sabía de sobra cuál era la mecánica que activaba cada accidente de tráfico. (...) Sabía que nadie se despide oficialmente de la vida hasta que varios desconocidos consienten en que se haya muerto del todo, se lee en este libro.
A partir de Los aires difíciles, Grandes se sintió en control sobre lo que escribía. "Madurar como escritor también es aprender a dominarse a sí mismo. Es escribir libros en los que las virtudes brillan y las limitaciones no se notan".
Sus novelas son de estructura compleja, laberíntica, minuciosamente estudiada. Es lo que más le importa a ella, el armazón. Le preocupa más que los personajes y que el argumento. Las suyas son historias dentro de historias dentro de historias. "Creo que tiene que ver con mi forma de pensar, con la estructura de mi cabeza. Yo me tengo por una persona inteligente, pero no soy especialmente rápida. No soy la que descubre el camino más rápido entre el punto A y el B. Cuando llego al B, ya he pasado por el H, el C, la X. Tengo una tendencia a pensar en espiral. Así escribo".
Y no narra como si estuviera en una carrera de cien metros, sino en una maratón. Y mientras lo hace, mira todo.
***
Su siguiente obra, 'El corazón helado', es la que más la ha marcado porque es la que ha estado más cerca de su propia historia. Grandes no ha escrito novelas autobiográficas, pero tiene claro que todo ha nacido de ella. "Hay un adagio en mi oficio que dice que solo se puede escribir lo que se recuerda. Es verdad. Si no encuentras dentro de ti una fibra que te permita sentir con el personaje, no puedes contar lo que le está pasando. Toda ficción es autobiográfica. El único material al que se puede acudir es a nuestra memoria. Por eso, escribir es un trabajo de excavar y escavar dentro de sí mismo".
-¿Se escribe siempre la misma historia?
-Los temas de la literatura son muy pocos. Desde que existe, escribimos de lo mismo. Lo que ocurre es que escribir es mirar el mundo y contar esa mirada. Y cada escritor ve cosas distintas. Con su siguiente obra, 'Inés y la alegría', Almudena inició una serie de seis novelas sobre la posguerra española. Acaba de publicar el segundo título, 'El lector de Julio Verne' (protagonizada por un niño), y ya trabaja en el tercero. "Son novelas que cuentan el periodo más atroz de mi país, pero no son tristes, porque están narradas por gente que cultivó la esperanza, que decidió vivir del lado de la luz así pagara un precio por ello".
-¿Las novelas le han cambiado la vida?
-Se suele decir que las novelas cambian a los lectores. Pero también cambian a los escritores. Las novelas que escribes te afectan. A veces, mucho. Te cambian desde el punto sentimental y literario. Eso es bueno. Pero lo importante es aislar la vida real de la vida del libro. A lo mejor, cuando un personaje tuyo triunfa, tú estás hundida en la tristeza.
-Difícil, eso.
-Es una característica del oficio. La gloria y la miseria de este oficio es la soledad.
María Paulina Ortiz
Redacción EL TIEMPO

¿Qué te parece si te suscribes al blog? Recibirás gratuitamente las novedades en tu correo y podrás darte de baja cuando quieras. Lo puedes hacer desde el apartado "Seguidors" que encontrarás en el margen superior derecho del blog
. ¡Muchas gracias!

divendres, 14 de setembre de 2012

El caso Assange desde el feminismo


Caso Assange, por Emma Gascó
Emma Gascó
Cuando June me sugirió que escribiera un post sobre la lectura feminista del caso de Julian Assange, pensé que me sería muy complicado llegar a tener una oponión clara del asunto; en realidad, me ha sido relativamente fácil en cuanto comencé a leer sobre el caso en las fuentes reales, y no en internet. Este es un claro ejemplo de cómo internet puede desfigurar cualquier noticia y hacer que la mezcla entre noticia y opinión nos impidan ver la realidad.
No me costaría nada creer que todo es un montaje de la CIA. Pero tampoco me cuesta nada creer que lo que ellas denuncian es verdad. Assange, declarándose un machista y afirmando que Suecia ”es la Arabia Saudí del feminismo” no inspira mucha confianza. Él no ha rechazado la versión de las mujeres. Me inclino a pensar que si todo fuera un montaje político, se hubiera montado sobre un delito de mayor importancia.
Por una parte tenemos la persecución norteamericana hacia Wikileaks, que deploro. Las penas que Estados Unidos reserva para quienes considera “enemigos” son desproporcionadas y los castigos que aplica –judicial y extrajudicialmente- a estas personas son inhumanos. La situación del soldado Manning da una idea de lo que podría esperarle a Assange en caso de que terminara en aquel país. EEUU no ofrece garantías en este o en otros casos, pero lo cierto es que EEUU, por ahora no ha pedido la extradición de Assange y, de hecho, le hubiera sido más fácil pedirla desde el Reino Unido si esa era su intención primera. En cualquier caso es verdad que los brazos de la CIA son muy largos y que el respeto de EEUU por el derecho internacional es cuestionable, así que es lógico que Assange tenga miedo de acabar en ese país.

Sin embargo, el caso tiene una vertiente completamente eclipsada por los medios y, lo que es peor, por todos los comentaristas y también por toda la comunidad de internet, y es que dos mujeres han denunciado a Assange por delitos sexuales y la justicia sueca le ha llamado a declarar. No está acusado de violación, como se dice a menudo, sino de un delito sexual menor que la violación. Se dice también que el delito sobre el que la fiscalía quiere interrogarle no sería calificado como delito en la mayoría de los países democráticos. Pero no todos los países tienen, desgraciadamente, una lesgislación inspirada por el feminismo en lo que hace a estos asuntos. Suecia es un modelo y un ejemplo; que el asunto no sea delito en muchos países no quiere decir que no debiera serlo o, incluso, no quiere decir que podamos pensar que la legislación sueca no tiene importancia.

¿Qué te parece si te suscribes al blog? Recibirás gratuitamente las novedades en tu correo y podrás darte de baja cuando quieras. Lo puedes hacer desde el apartado "Seguidors" que encontrarás en el margen superior derecho del blog
. ¡Muchas gracias!

dijous, 13 de setembre de 2012

Pilares para la igualdad


Noelia García Palomares, periodista
Pilares para la igualdad entre mujeres y hombres
En España, hasta los diarios más conservadores publican varias páginas de anuncios relacionados con la prostitución, una muestra de la hipocresía imperante. Sólo el Diario Público informa en un recuadro que no insertan ese tipo de anuncios.

La ONU ofrece datos preocupantes que nos hacen recapacitar sobre la vulneración de los derechos de las mujeres y sobre el rol que ocupan en la sociedad. Demasiadas mujeres son forzadas sexualmente, golpeadas y maltratadas. Una de cada cinco es víctima de violación y, en otros casos, de mutilación genital e incluso homicidio.
En dos meses han muerto en España 17 mujeres a manos de sus parejas. En el mundo, las cifras se disparan. Desde el feticidio al abuso sexual, la ONU pone en marcha una campaña para erradicar todas las formas de violencia contra la mujer. Un problema que afecta a la mayoría de los países y que supone una de las violaciones más comunes de los Derechos Humanos.
La ONU ofrece datos preocupantes que nos hacen recapacitar sobre la vulneración de los derechos de las mujeres
Nos encontramos muy lejos de cumplir los Objetivos del Milenio (ODM) previstos para 2015. Pese a todos los esfuerzos, la desigualdad entre hombres y mujeres persiste. Así lo confirma un informe de la Plataforma 2015 y más, que engloba las perspectivas de la lucha contra la pobreza en coalición internacional con la red Social Watch, tratando de evaluar y reflexionar sobre el cumplimiento de los ODM.
España figura en el mundo como uno de los países con un nivel aceptable de equidad, pero los datos reflejan que la población femenina española se encuentra por debajo del promedio en ingresos y participación económica. Hay muchos factores que dañan a las mujeres y las sumergen en relaciones destructivas. Entre ellos, una cultura machista, una baja autoestima, las co-dependencias y hogares disfuncionales que deterioran la socialización y favorecen el incremento de la violencia doméstica. Lo cierto es que por más programas y decretos que los gobiernos elaboran, incluyendo la ley de protección integral contra la violencia de género, hasta ahora, no se ven los cambios esperados.
Según estudios, del 20 al 25% de las mujeres han sufrido violencia física, al menos, una vez en sus vidas, y más del 10% han sido agredidas sexualmente. Algunas encuestas muestran, a su vez, que los principales responsables de la violencia contra la mujer son hombres de su entorno más cercano, muchas veces parejas sentimentales o de relaciones antiguas. En varias ocasiones, el machismo es inculcado por la madre a sus hijos e hijas, que cuando son adultos dicen ‘soy así y no puedo cambiar’. Esa programación marca y dificulta la convivencia. Hay víctimas porque hay verdugos, mujeres asesinadas porque hay asesinos que matan a sus víctimas y generan un efecto de intimidación sobre otras mujeres. Son mensajeros de un sistema que dice a cada mujer: ‘cuidado con sacar los pies del tiesto’. Hacemos frente a una violencia de dominación.
los datos reflejan que la población femenina española se encuentra por debajo del promedio en ingresos y participación económica.
Una institución aliada secularmente con el machismo ha sido la iglesia católica, para la cual la mujer es la María Magdalena que, con su llanto, deberá lavar los pies de ese hombre que enseñaba que todos somos iguales. Pero, ¿qué es la mujer para esta sociedad y en este sistema neoliberal? Para el catolicismo, la mujer resulta ser un medio; para el capitalismo, casi una mercancía. Sin embargo, ni la iglesia más ortodoxa ni las factorías de Hollywood emiten tanta propaganda pro-machista como algunas escuelas y familias que aún mantienen tópicos y condiciones de dominio en su seno.
El agresor aplica la violencia para mantener el comportamiento de la mujer dentro de unos parámetros que responden, exclusivamente, a la voluntad del hombre. De esta manera, el agresor está convencido de su legitimación para utilizar la violencia con el fin de lograr que la mujer se comporte conforme a un orden determinado. El agresor de género es un dictador que impone su voluntad por medio de violencia en el marco interpersonal de una relación de pareja. No se puede sublimar el amor con la criminalidad, se tiene que transformar la realidad injusta y ningún país se puede construir sobre los pilares de la desigualdad.

¿Qué te parece si te suscribes al blog? Recibirás gratuitamente las novedades en tu correo y podrás darte de baja cuando quieras. Lo puedes hacer desde el apartado "Seguidors" que encontrarás en el margen superior derecho del blog
. ¡Muchas gracias!